Normas de campo


Reglas para botánicos y fotógrafos:  

  • Pide permiso al propietario si deseas buscar plantas en un terreno privado.

  • Lleva una guía de campo junto a la planta, y no al revés. Si esto no es posible, siempre puedes hacer uso de la cámara digital (yo lo hago mucho para aprender a identificar plantas).

  • Arrancar solamente las flores que son corrientes en la localidad.

  • No divulgar la localización de las plantas que se cree son raras.

  • No realizar acciones que puedan exponer la planta a la curiosidad. Una zona pisoteada alrededor de una planta puede hacerla muy visible; el pisoteo también puede dañar las plantas vecinas. Volver a dejar el sitio en un estado tan natural como sea posible cuando se haya estado observando una planta o tomado fotografías, y no dar motivo alguno de que esta visita sea lamentada.

  • Se debe recordar que el bienestar de nuestro cuerpo es más importante que la fotografía.


Normas de Campo:  

  • Para todos aquellos que salen al campo  

  • No tirar desperdicios, lleva una bolsa.

  • Respetar vallas, setos y muros.

  • Prevenir el riesgo de incendio, no enciendas fuego, no tires colillas, no dejes envases de cristal…

  • Controlar a los perros

  • No atravesar campos de cultivos, ni coger nada de ellos.

  • Salvaguardar las reservas de agua.

  • Proteger todas las formas de vida salvaje

  • Conducir con precaución en los caminos vecinales

  • Respetar la vida del campo

  • Cuidado con los precipicios, hoyos, albercas, zonas de matorral alto donde puede haber precipicios y no los ves, zarzales, etc.


Reglas para recolectores:  

  • Lo primero y muy importante ¡Nunca recojas plantas en parques naturales ni ningún tipo de entorno protegido, ni tampoco plantas en peligro!

  • Elige ejemplares sanos y sin defectos, evitando la vegetación exuberante de los suelos ricos en nitrógeno, que constituyen nitratos en cantidades excesivas.

  • Evita recoger plantas cercanas a vertederos, aguas residuales y a carreteras polvorientas y con mucho tráfico, debido al riesgo de contaminación por los gases de los coches (plomo) o por gérmenes patógenos. Es mejor respetar la distancia mínima de 100 metros de las carreteras.

  • En los alrededores de fábricas, vías férreas y explotaciones agrícolas o ganaderas es mejor abstenerse de recoger plantas silvestres. La misma regla se aplica a los cultivos que hayan sido tratados químicamente y a las zonas muy contaminadas.

  • Para que sigan reproduciéndose, en el lugar en el que recolectamos, hay que dejar varios ejemplares de plantas adultas intactos.

  • Se deben dejar las raíces, para que vuelva a reproducirse la planta.

  • No hay que recolectar siempre en el mismo lugar, para no mermar la colonia.

  • Lo mejor es recolectar solo aquellas partes que vas a necesitar, de otro modo te estarás llevando a casa un derroche de material, y también impedirás el crecimiento de la siguiente cosecha. Aunque en otoño hay que hacer una cosecha mayor para tener reservas durante el invierno.

  • Recolecta o cosecha en días secos, después de que el sol haya secado el rocío, pero antes de que llegue el mayor calor del día.

  • Para recolectar se necesitan guantes y utensilios podadores, cuchillos u otros útiles de jardinería que simplifiquen el trabajo.

  • Después de recolectar plantas, examinaremos con cuidado varias de sus características para estar seguros de que tenemos la correcta. Muchas plantas diferentes tienen similitudes, suficientes para causar confusión.

  • Las plantas recogidas se depositan en capas finas, sin apretarlas, para impedir que se aplasten. Se deben manipular con cuidado para impedir que fermenten.

  • Para desecarlas, se extienden en lugar ventilado, protegiéndolas de la luz, a una temperatura de unos 40 °C. Los frutos pueden secarse al sol.

  • Si vamos a recolectar poca cantidad, formaremos pequeños fardos, sin aplastar las plantas, dos fardos se atan con una misma cuerda, dejando un trozo entre los fardos para poder colgarlos del tendedero (como unas alforjas). Por la noche y siempre que es tiempo esté húmedo, mete los fardos en el interior. Si las hierbas se humedecen durante el proceso de secado enmohecerán.

  • Si estás recolectando solo hojas o flores de una planta, entonces ponlas en una bolsa de muselina para secarlas. No pongas mucho a la misma vez en cada bolsa, o de lo contrario el aire no pasará bien a través de ella.

  • Es importante que queden bien secas. Gira los fardos cada día, de manera que tomen bien el sol.

  • Las hierbas suelen tardar de tres días a una semana en secarse.

  • Cuando los fardos o los montones estén secos, pasa las hierbas  a través de una máquina de picar carne o un molinillo. Usa una cuchilla gorda primero, luego una fina. Si se han secado correctamente, las hierbas deberían salir más o menos en forma de polvo. También puedes usar un mortero, pero tardarás más.
  • Deben almacenarse en bolsas de papel, en cajas metálicas o en tarros de cristal herméticamente cerrados, hay que evitar los envoltorios de plástico. Se conservan en lugar seco, fresco (hasta 15 °C) y oscuro, en un recipiente que lleve la etiqueta del contenido.
  • Pueden ser mantenidas de esta manera varios años sin perder su color natural o sus propiedades medicinales.

  • Si cultivas tus propias hierbas para usarlas en magia o en medicina natural, asegúrate de que crezcan sin productos químicos y entonces las cosecharás correctamente.


Notas: Guardo este material desde el año 2007, en el que hice un curso de Diseño Web y Multimedia, donde tuvimos que crear una web provisional, y la mía fue la semilla de El cuaderno de Campo, este material fue parte del que preparé para ella.



Equipamiento imprescindible para 
hacer senderismo o salir a la 
naturaleza (17/04/2015)


Tantas veces hemos ido a hacer senderismo, que se me ha ocurrido hacer una entrada donde os contaré, desde mi punto de vista, cual es el equipamiento imprescindible que hay que llevar para hacer senderismo. Si nunca lo habéis hecho, os podrá dar buenas ideas o ahorraros disgustos; y si ya habéis hecho senderismo, podría daros algunas nuevas ideas.

En esta entrada os daré ideas para distintas épocas del año, ya que a quienes les gusta el senderismo, no solo lo hacen en primavera.


Ropa y calzado
Hay quienes no lo consideran importante, y los ves haciendo senderismo vestidos de punta en blanco, con su camisita y sus mejores pantalones, pero seamos sinceros, esto no es lo más recomendable.

Deberíais llevar ropa cómoda, ya que hay que realizar movimientos más complejos que los que hacéis a diario, por ejemplo un chándal, o ropa más especializada para éste tipo de actividades deportivas. Pero si queréis algo simple, el pantalón de chándal y la camiseta de mangas cortas en verano os vendrá bien. En invierno, los forros polares vienen muy bien, son cómodos y muy abrigados, y el clima de sierra es bastante frío. No os olvidéis del chubasquero en los días en los que pueda llover, os puede sacar de apuros, y los hay que vienen guardados en una bolsa de pequeño tamaño, ideal para que ocupen poco espacio en la mochila.

El calzado debe ser especializado, os recomiendo que compréis unos zapatos de trekking o travesía, que tienen tacos en las suelas y hará que estéis más sujetos al suelo. Si son botas mejor aún, porque os sujetarán mejor el tobillo y pueden ahorraros lesiones. Eso sí, bajo ningún concepto os recomiendo zapatos de deporte ni zapatillas, y si no me creéis acabaréis resbalando y cayendo de culo bastantes veces.


Mochila y su contenido
Es obligatorio llevar una mochila, para meter varias cosas importantes que os harán falta. Os recomiendo que sea una mochila cómoda, porque cuando la llenéis, si no tiene la parte de la espalda acolchada, os puede molestar bastante. También os recomiendo un tamaño mediano, si es pequeña no os cabrán las cosas y si es grande podéis engancharos en las zarzas o en las ramas en los lechos de los arroyos donde hay muchos árboles como alisos, olmos, álamos, etc.

En cuanto al contenido de la mochila, esto es lo más imprescindible, lo que yo suelo llevar:

Agua, créeme, va a entrarte mucha sed.

Bocadillos, depende del tiempo que vayas a estar, puedes llevar más de uno, y lo mejor es que en algún momento te sientes y comas, te dará más energía.

Bolsas para los restos de la comida, siempre recordad que estando en la naturaleza, sean parques naturales o no, hay que respetar el entorno y no tirar nada que no sea degrade, podéis tirar restos de comida, pero todo lo demás a la bolsa.

Gorra o sombrero, ¿sabéis lo que duele la cabeza si te da un golpe de calor? Es muy importante llevar la cabeza protegida, dicen que la piel tiene memoria respecto al sol, pero la cabeza también, cuidadla.

Pañuelos de papel, imprescindibles siempre en cualquier situación.

Gomillas y horquillas para recoger el pelo, si eres mujer (u hombre con pelo largo) es importante que te recojas el pelo, el viento y el esfuerzo te molestarán con el pelo suelto.

Pequeño botiquín, es posible en cualquier momento tener un pequeño resbalón y rozarte con esas piedras, o zarzas, o incluso con la maleza. Si llevas un pequeño botiquín con tiritas y algún desinfectante podrás curarte. También es muy importante para rozaduras de los zapatos, sobre todo si estás estrenando los zapatos, llevas tiritas. Ese botiquín también podría incluir cacao para los labios, si hace viento va genial. Si eres asmático no olvides tu inhalador, en estos casos te puede hacer falta más que en ningún otro momento.

Movil con carga por si te pierdes o te pasa alguna otra cosa, es muy importante por si tienes que pedir ayuda.

Cámara, si te gusta inmortalizar el momento, si te gusta la botánica como a mí, o sí simplemente vas precisamente a eso. Lleva tu mejor cámara, porque en la sierra es donde mejores fotos se sacan.

Protección solar. Tanto en primavera, como en verano, como en otoño (en algunas regiones) hay días en los que te hará falta, es muy normal venir quemado por el sol.

Linterna (opcional), si crees que vas a tardar en volver, o simplemente por si eres una persona precavida y quieres llevar una pequeña linterna por si se te echa la noche encima.

Además,  como algo opcional, puedes llevar un bastón para apoyarte. Digo opcional, porque a mí personalmente me entorpece en vez de ayudarme.


Esto es todo lo que yo suelo llevar, espero que os haya servido de utilidad esta entrada y si vais a hacer senderos ¡no os olvidéis nada!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...